Tv


Los apagones analógicos que se registran para convertir la televisión a digital son un proceso largo que dura un promedio de entre ocho y diez años, y depende del cronograma de aplicación de cada país, advirtió aquí el secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (CITEL), ingeniero electrónico Oscar León, al citar esfuerzos de la Republica Dominicana y otras naciones para completar este cambio en el sistema televisivo de la región.


León dijo que lo típico en el proceso es hacer movimientos de canales y de frecuencias de un lado para otro, lo que a su juicio, puede generar a su vez, cambio de equipos, sincronización y más costos cuando inclusive haya que comprar aparatos nuevos porque los existentes no funcionen.


“Ese proceso de mover, de cambiar y reinvertir hace que sea un camino largo; por más que tengan cronograma, en los países se toma entre 8 y 10 años”, expresó el experto de nacionalidad colombiana. Completó que “muchas veces es necesario ajustar, cambiar, tomar un poco más de tiempo según lo que va pasando y tomando en consideración las necesidades puntuales de cada país.


Explicó que todo el sistema de televisión análoga cambia en la medida que se llega a la televisión digital, en razón de que se comienza a emitir señales de mayor calidad y se pueda llegar con mejores imágenes al usuario. Puso como ejemplo cuando puede verse un partido de fútbol con las condiciones que se desea verlo y al mismo tiempo tener otra cantidad de conexiones.


León ofreció sus declaraciones en programas de televisión y radio luego de participar en la XXXI Reunión del Comité Directivo Permanente de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (COM/CITEL) que se celebró en esta capital, con la asistencia de delegaciones de países de América Latina, de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y de empresas de telecomunicaciones.