Musilmanes


Disparos dentro de una mezquita en Connecticut. Hombres armados protestan por la “islamización de Estados Unidos” afuera de los centros islámicos en Texas. Llamadas de amenazas de muerte en mezquitas de Florida, Maryland y Virginia.


Evidencias anecdóticas sugieren que 2015, un año cuyo final ha sido marcado por ataques criminales que se llevaron a cabo en nombre del Islam, ha sido uno de los períodos más intensos contra los musulmanes en la historia de Estados Unidos. Un nuevo estudio compartido con CNN le da peso a las estadísticas detrás de esa idea.


Hasta el 8 de diciembre, las mezquitas y centros islámicos estadounidenses han sido víctimas de actos de vandalismo, acoso e intolerancia contra los musulmanes por lo menos en 63 ocasiones este año, dice el Consejo de Relaciones Americano-Islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés) en el estudio. Esa es la cifra más alta desde que el grupo musulmán de derechos civiles comenzó a mantener un registro en 2009 y un aumento del triple respecto al año pasado.


El máximo anterior fue de 53 incidentes en 2010 durante la controversia sobre la “mezquita de la zona cero” cerca del sitio del ataque del 9/11 en Nueva York. Pero la mayoría de esos incidentes mostraban preocupación por el sesgo en las audiencias de zonificación para nuevas mezquitas. Las hostilidades de este año tienen un borde más afilado.


Solo en noviembre de este año se vieron 17 incidentes contra los musulmanes en las mezquitas, y la vehemencia va en aumento después de que los terroristas alineados con el Estado Islámico mataran a 130 personas en París. Las amenazas de muerte y los casos de vandalismo aumentaron de nuevo después del 3 de diciembre, cuando una pareja musulmana mató a 14 personas e hirió a 21 personas más en San Bernardino, California. Curiosamente, no hubo aumento después de uno de los primeros ataques terroristas destacados del año contra la revista Charlie Hebdo en París, el 7 de enero.