RD


La delegación dominicana que participa en la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático ha tenido una extensa y extenuante jornada de trabajo en estos casi diez días a los que se aproxima este importante encuentro que ha creado grandes expectativas.


Si bien hasta el momento se han dado pasos importantes y los participantes se muestran muy esperanzados en que se logre un ambicioso acuerdo, aún persisten puntos que generan divergencias entre los representantes de más de cien países que están aquí.


Uno de ellos, según explicó el vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional para el Cambio Climático y el Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCCMDL), Omar Ramírez, quien lidera la delegación dominicana, es el financiamiento. En este punto se espera lograr que los países desarrollados estimulen económicamente las iniciativas de los menos desarrollados, más pobres y más vulnerables al cambio climático.


En este sentido, Ramírez informó que República Dominicana presentó un plan de desarrollo económico, de 2015 a 2030, que requería alrededor 17,000 millones dólares para implementarse.


Según el líder de la delegación dominicana en la Vigésimo Primera Conferencia de las Partes (COP21), como también se le llama a la convención, estos recursos se utilizarían principalmente para promover la implementación de más fuentes de energía renovable en el sistema eléctrico nacional.


“Nosotros no podemos seguir dependiendo de los combustibles fósiles como dependemos”, enfatizó Ramírez.


Se espera que los recursos sean proporcionados a través del Fondo Verde para el Clima (FVC), establecido por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, en inglés) para contribuir con la lucha contra el cambio climático, indicó Ramírez.


Los recursos que República Dominicana obtendría a través de este fondo serían a un período de unos 15 años a una tasa de interés que rondaría el 1.75%, detalló Ramírez.