PLD


El presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Federico “Quique” Antún , proclamó este viernes que su rechazo a un pacto con el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) obedeció al camino equivocado que a su juicio ha tomado esa entidad política y lo cual ha provocado “el deterioro de la imagen” del presidente Danilo Medina.


Consideró que Medina está entrampado en un partido “voraz que lo quiere todo” y que actualmente lo controla todo, por lo que el dirigente reformista consideró apropiado tomar el camino de la oposición para producir el equilibrio democrático que, según dijo, ha desaparecido del país.


El Comité Político del PLD “cree que puede dirigir y orientar 10 millones de dominicanos a su buena suerte, a lo que a ellos le conviene y eso no puede continuar; secuestrado está el país”, manifestó Antún.


El pasado domingo 13 de este mes, el PRSC oficializó una alianza con el opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM), tras romper el diálogo con el gobernante PLD bajo el argumento de que este último no facilitó los espacios solicitados por los reformistas para la alianza con miras a las elecciones generales del 2016.


Antún recordó que el acuerdo establece para el PRSC 12 senadurías, 50 diputaciones, 50 alcaldías, 3 diputaciones al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y una diputación nacional, así como 85 Distritos Municipales y las vice alcaldías donde el PRM postule alcaldes. Las regidurías serán alternadas una para cada partido.


El pacto incluye la celebración de una encuesta nacional para el mes de febrero cuyos resultados definirían quien encabezará la boleta presidencial entre los candidatos del PRSC y el PRM.


El dirigente reformista indicó que ese nivel de participación que propició el PRM fue el que no facilitaron los peledeístas.


“A nosotros se nos decía (en el PLD) que exigíamos demasiado, nunca fuimos tratados de manera respetuosa y en el propio gobierno de Danilo Medina los espacios que el ingeniero (Carlos) Morales (Troncoso) había logrado se disminuyeron y así no es”, concluyó Antún.