Gas


Treinta y cuatro cilindros o tanque de gas fueron incautados ayer en una tienda, por el Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor, Pro Consumidor, porque ponían en riesgo la seguridad de los consumidores.


La entidad explicó que los cilindros no superaron el análisis de riesgo hecho por el Instituto Dominicano para la Calidad, INDOCAL. La incautación se produjo en la tienda L & R Comercial, ubicada en la calle Duarte, número 26, esquina calle 4, Sávica, Los Alcarrizos.


En la incautación participaron el Ministerio Público e INDOCAL. Por lo que Pro Consumidor alertó a la ciudadanía a no comprar esos tanques porque estarían poniendo en peligro su vida.


“Se ordena el retiro inmediato de los cilindros o tanques de gas marca Duramás que se encuentran en todos los establecimientos comerciales de la razón social L & R Comercial, hasta tanto se cumplan los requisitos exigidos por razones de seguridad de conformidad con lo sugerido y constatado, por considerar que el uso de los mismos resulta un riesgo inminente para la seguridad de los consumidores”, precisa la resolución 421/2015.


El operativo de incautación fue realizado a requerimiento de Indocal, porque los cilindros fueron puestos a la venta sin practicarle el análisis de riesgo de seguridad y estaban utilizando un sello del Indocal, sin la debida autorización.


La tienda después que fueron notificados acordaron retirarlo del mercado y lo que hicieron fue que fabricaron una etiqueta con sello Indocal.


En la incautación participaron el fiscal Stormy Soto, Indocal y el Departamento de Inspección y Vigilancia de Pro Consumidor.


La resolución 421/2015 fue emitida este jueves 10 de diciembre por la directora de Pro Consumidor, licenciada Altagracia Paulino.


La directora de Pro Consumidor dijo que esos cilindros no les han hecho el análisis de riesgo de seguridad y que el suplidor colocó el sello del Indocal a los tanques simulando que su venta estaba autorizada.


“Nada que no supere el análisis de riesgo debe ser comercializado en el país” dijo Paulino.


Indicó que la procedencia de los tanques es dudosa y la acción que cometieron de colocar un sello del Indocal sin la debida autorización aun lo hace más dudoso.


“Esos tanques no deben estar en el mercado, ponen en riesgo la seguridad de la población”, precisó.