DSC05042Para la entidad cristiana Paz Dominicana la situación actual del sistema de justicia dominicano es grave, la cual consideran se encuentra en estado vegetativo: “Nos sumamos a la preocupación generalizada de la sociedad por la crisis que atraviesa nuestro sistema de justicia dominicano, esta tan grave que ha caído en una situación vegetativa”. Manifestaron desde la entidad Cristiana en un comunicado de prensa.


“La crisis en el sector justicia se debe fundamentalmente a que la misma opera como un apéndice de poderosos grupos políticos, extirpándole su necesaria independencia, que es la esencia para la administración de una justicia sana. Mientras la Justicia Dominicana este siendo manejada por jueces que responden a intereses políticos en lugar de su rol profesional que les asiste en base a la ética y la moral, entonces, que no se piense jamás que tendremos justicia”. Comunicó el vocero de Paz Dominicana, el Misionero Rafael Guillen Beltré.


“Otra reflexión que deseamos transmitir al pueblo dominicano en cuanto a este tema, es que la crisis actual en la justicia dominicana es una expresión del choques de poderes en el partido gobernante, por un lado tenemos la corrupción en la Oisoe, aupada, desde nuestra óptica por los grupos políticos que apoyan a Leonel Fernández Presidente del PLD, y por otro tenemos la revelación de las mafias judiciales aupadas desde el oficialismo gobernante. Si hubiese habido armonía entre el Presidente Danilo Medina y el Dr. Leonel Fernández, Presidente del PLD, la sociedad nunca se hubiera enterado de la podredumbre de nuestro sistema de justicia”. Afirmó Guillen Beltré, Coordinador General de Paz Dominicana.


“Entendemos que si es viable convocar el máximo organismo del Estado Dominicano para arbitrar la crisis judicial que padecemos, al Consejo Nacional de la Magistratura, si existe un momento para dicha convocatoria, el momento es ahora, en el fragor de la crisis que le afecta. Para eso son estos organismos, justamente para jugar un rol no solo de configuración de las altas cortes, sino igual atender crisis como de la especie, porque si no hacemos lo que debemos, nuestra democracia peligra y pronto se impondrá el caos y la anarquía, será un sálvese quien pueda y ojo por ojo y diente por diente hasta que quedemos totalmente ciegos”. Acoto Rafael Guillen Beltré.


“Sin justicia no hay paz, y sin paz la democracia no funciona”. Expreso el misionero Rafael Guillen Beltré, quien posee un recurso de revisión en el Tribunal Constitucional que pide la paralización de las operaciones de Pueblo Viejo Dominicana Corporation filial de la Barrick Gold por la infernal contaminación que ocasiona, dañando toda la biodiversidad de la región donde operan.