EI


El nuevo líder del Ejército del Islam, Esam Buidani, también conocido como Abu Humam, hizo hoy un llamamiento a las facciones rebeldes sirias para que superen sus divisiones y se unan. “Caminaremos hasta que logremos la meta de todos los sirios e instamos a todas las facciones sirias a que se unan y se impliquen en este camino”, dijo Buidani en su primer discurso, difundido en un vídeo, tras su nombramiento después de la muerte ayer de su predecesor, Zahran Alush.


Buidani agregó que el “enfoque” de su organización es “centrista y moderado”, y adelantó que así seguirá siendo.


Además, pidió a “los países amigos” que redoblen sus esfuerzos para “exponer a los criminales”. Agregó que el Ejército del Islam seguirá golpeando a los “criminales hasta la victoria en Guta y su periferia”. Abu Humam fue designado por la cúpula militar del grupo después de la muerte ayer de Alush en un bombardeo en Guta Oriental, bastión principal de la organización, ubicado en las afueras de Damasco.


El Ejército del Islam es la más importante facción armada en el extrarradio de la capital siria, aunque también combate en otras partes del país.


Pese a que ha luchado en numerosas ocasiones junto al Frente al Nusra, como lo está haciendo actualmente en las provincia de Hama y Latakia, en el centro y noroeste de Siria, respectivamente, Alush siempre se desmarcó ideológicamente de este grupo y del Estado Islámico (EI). Frente a las visiones más radicales de esas dos organizaciones, Alush defendía una interpretación más moderada del islam.