Ninos


Un caso de abuso infantil que sorprendió hasta a los investigadores más experimentados se ha vuelto incluso peor. Una autopsia mostró que dos niños cuyos cuerpos fueron encontrados en una bodega en California murieron por “abuso físico constante”.


Así lo afirmaron las autoridades del condado de Monterey durante una rueda de prensa.


Los niños –tentativamente identificados como Delylah Tara, de tres años, y su hermano Shaun Tara de 6– fueron puestos en un contenedor de plástico, según afirmó la jefe de policía de Salinas Kelly McMillin.


Tami Joy Huntsman, de 39 años, enfrentará cargos de asesinato por sus muertes, así como Gonzalo Curiel, de 17 años.


Las autoridades dijeron que buscarán la pena de muerte para los criminales.


Los cuerpos de los menores fueron descubiertos cuando las autoridades estaban investigando las acusaciones de abuso de un tercer niño, según estipula el comunicado de la policía publicado este lunes.