Envenenada


Una mujer fue hallada muerta en un aparente suicidio tras ingerir una sustancia venenosa, en un hecho ocurrido en el municipio Altamira en Puerto Plata.


Rosa María Hernández, de nacionalidad haitiana, falleció mientras era trasladada en el hospital municipal de Altamira.


Hernández residía en el sector El Manguito de la sección Pescado Bobo distrito municipal Río Grande.


Pepe Fede, pareja sentimental de la víctima, informó que cuando regresó de trabajar encontró a Rosa María Hernández tirada en la sala de su residencia sin vida.


Dijo que Hernández se sentía deprimida por un hijo que se encontraba en mal estado de salud, debido a un accidente que lo mantiene interno en el hospital público Ricardo Limardo.