Explosion


El gobernador de Adén, en Yemen, fue asesinado junto con cinco guardaespaldas cuando un coche bomba explotó la mañana del domingo, dijeron funcionarios locales.


ISIS se adjudicó la responsabilidad de la explosión.


El gobernador Jaafar Saad estaba de visita en una filial del Ministerio de las Telecomunicaciones en la ciudad portuaria cuando se produjo la explosión, dijeron los funcionarios. En un principio se dijo que un atacante suicida condujo un vehículo cargado de explosivos en el coche de Saad, pero más tarde se informó que la explosión fue el resultado de un coche bomba.


Adén ha funcionado como la capital de facto del gobierno del presidente Abdu Rabu Mansour Hadi, apoyado por Arabia Saudita.


Hadi fue expulsado de la capital, Saná, en marzo por los rebeldes hutíes.