Migracion


La Dirección General de Migración (DGM) negó la denuncia que hiciera el Centro de Formación y Acción Social y Agraria (Cefasa), sobre los presuntos abusos que cometieron agentes de esa institución contra un inmigrante haitiano, ocurrido el pasado 27 de noviembre en el distrito municipal Hato del Yaque.


En nota de Prensa, la DGM aclaró que en la referida fecha, mientras se realizaba un operativo, en el sector La Herradura, en Santiago, se encontraba el nombrado Jaccius Dayiti, de nacionalidad haitiana y al pedirle sus documentos, emprendió la huida saltando una verja de malla ciclónica con alambres de púas, la cual le ocasionó rasguños en el pecho y estómago, quedando inmóvil por varios minutos.


La DGM explica que el personal de migración procedió a estabilizarlo y luego llevarlo al hospital José María Cabral y Báez, de Santiago, para darle asistencia médica, pero que jamás fue maltratado.


Migración sostiene que la información del CEFASA en torno a este hecho, no se corresponde con la verdad, “pues en ningún momento se le dieron descargas eléctricas ni ningún otro maltrato, ya que nuestro personal de interdicción migratoria ha sido entrenado para respetar los derechos humanos y la integridad física de quienes puedan verse afectados en este proceso”.


Niega que sus inspectores detengan a extranjeros registrados en el Plan Nacional de Regularización como denunció Hanglet Tejada, de Cefasa, y aseguró que cuando algunos de éstos se identifican no son molestados.