Screen Shot 2015-12-16 at 9.40.46 AM
SANTO DOMINGO. Un adolescente de 12 años murió ayer luego de luchar por su vida desde el pasado viernes, cuando recibió una descarga de un cable de alta tensión en el techo de la residencia en donde vivía en el barrio Villas Agrícolas de la Capital.


Joel Peña Delgadillo jugaba en el techo de la casa con una cadena y un cable de alta tensión que pasa por encima de la vivienda a escasas pulgadas, lo haló e impactó el techo. El metal explosionó en el plato, e hizo un hoyo de unas 14 pulgadas de diámetro.


Miguel Cuesta, secretario general de la Junta de Vecinos Dulce María Corporán, explicó que con el caso de Joel suman cuatro las personas que han fallecido electrocutadas en el sector en dos años, debido a que los cables de alta tensión cruzan rasantes por los techos de las viviendas.


Explicó que han solicitado en varias ocasiones a la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales que levante los cables con potes más altos, pero no ha hecho caso.


La madre del menor, Isabel Delgadillo, lloraba inconsolablemente al más pequeño de sus cuatro hijos en su humilde vivienda de la calle 36B número 14 de Villas Agrícolas.


Demandó justicia, al igual que moradores que reclamaron se eleven los cables de alta tensión para evitar que siga muriendo gente electrocutada.