Cena


Cenar en familia es una tradición que poca gente quiere dejar atrás cada año el 24 de diciembre, pero mantenerla cuesta cada vez más dinero.


La mayor parte de este año hubo un elemento presente, que si bien ha ocurrido en otros tiempos, en 2015 arreció con más fuerza. Tiene que ver con la intensa sequía que azotó el país, llevando a una elevación de precios en determinados productos del agro que se usan en la cena de Nochebuena, como la papa, plátano y los vegetales, entre otros.


No siempre los recursos permiten preparar la receta aspirada en determinados hogares, sin embargo, existen opciones diferentes para que la gente pueda o por lo menos intente ajustar la preparación a su presupuesto, a su bolsillo. Una cena puede contener más ingredientes o menos ingredientes, cuando se compara con la otra, y en eso el presupuesto siempre será fundamental.


En una parte de los hogares dominicanos la cena de Nochebuena se prepara en base a moro de guandules, telera, ensaladas (rusa y verde), pollo guisado o frito, cerdo asado, pastas; y pasteles en hoja en algunos casos. Y como “agregado” se colocan sobre la mesa algunas manzanas, uvas, una que otra botella de vino y alguna cidra, entre otros productos y bebidas. El precio de una cena sencilla para una familia de cinco miembros oscila entre los RD$5,000 y RD$7,000. Al primer precio la estará vendiendo, por ejemplo, la empresa Lona de Eventos, ubicada en la calle Enmanuel Caraballo, esquina Duarte, del sector Capotillo, de la capital.


El comercio tiene otras opciones para aquellos que quieren adquirir los alimentos hechos y así no tener que prepararlos en casa el día 24. En la clase media el precio de la cena puede colocarse sobre los 10,000 pesos; lógicamente, incluye una mesa mucho más variada que la colocada en cena sencilla. A veces la cena de una familia en clase media tiene muchos productos parecidos a los de la familia de clase baja. La diferencia está en que el de clase baja quizás ha comprado, por ejemplo, una libra de arroz del que cuesta 20, y el de mayor poder adquisitivo adquiere el tipo que cuesta 30. En la preparación de la cena, ocurre que aunque se hace un cálculo para una cantidad equis de personas, en definitiva rinde más. Incluso, hay familias que al otro día no cocinan porque resuelven con lo que quedó, con el popularmente conocido “calentao”.