Japon


Japón combatirá el cambio climático sin “sacrificar el progreso económico”, aseguró hoy el primer ministro, Shinzo Abe, tras el histórico acuerdo internacional alcanzado el sábado en París para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.


“Vamos a lograr (el objetivo) sin sacrificar nuestro crecimiento económico”, dijo el jefe del Ejecutivo nipón en un comunicado recogido por la agencia Kyodo.


Tokio se ha comprometido a recortar sus niveles de emisiones registradas en 2013 en un 26 por ciento para 2030.


Abe elogió el primer acuerdo universal de lucha contra el cambio climático aprobado en la cumbre del clima (COP21) de la capital francesa, al que calificó de “justo”, y subrayó que su Gabinete pondrá en marcha el pacto como un “asunto de máxima prioridad”.


“Vamos a mejorar aún más la fuerza de Japón (en la batalla contra el calentamiento global) y seguiremos jugando un papel de liderazgo en la comunidad internacional”, aseguró Abe en el su declaración.


Cerca de 200 países aprobaron el sábado el primer acuerdo universal de lucha contra el cambio climático en el que tanto países desarrollados como en desarrollo se comprometen a transitar de manera conjunta hacia una economía baja en carbono.


El acuerdo tiene como objetivo “mantener la temperatura media mundial muy por debajo de dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales”, aunque los países se comprometen a llevar a cabo “todos los esfuerzos necesarios” para que no rebase los 1,5 grados y evitar así “los impactos más catastróficos del cambio climático”.


Para lograr ese objetivo, recoge compromisos nacionales de lucha contra el cambio climático de cada una de las 196 partes del acuerdo y obliga a los países tanto a rendir cuentas de su cumplimiento como a renovar sus contribuciones al alza cada cinco años.