Denuncia


Un hombre denunció este lunes que su esposa se encuentra en estado de gravedad luego de una supuesta mala práctica médica en el Hospital de la Policía Nacional.


Gabriel Valverde, sargento mayor retirado, indicó que Jullit Montilla Mateo, de 30 años, acudió a ese centro de salud “por cita” donde le realizarían una cirugía de la vesícula.


“Ella fue por cita a hacerse una cirugía de la vesícula, entonces, en la operación le perforaron los intestinos y tuvieron que abrieron de nuevo y ahora ella está muy mal”, explicó Valverde durante una visita que realizó a elCaribe y responsabilizó del hecho al doctor Casillas.


Agregó que la situación de la madre de sus dos hijos es delicada y que está con las piernas hinchadas, vientre grande y poco flujo sanguíneo. Sostiene que pese a que le ha comprado todos los medicamentos que le han indicado, ve poca mejoría.


“Le he pedido al subdirector del hospital, doctor Mena, que me la refieran a otro hospital competente que me le puedan salvar la vida y ellos dicen que ella está bien y ella está muy mal, no quiero que se muera mi esposa”, imploró, al entender que en ese centro de salud “no le están haciendo nada” a su pareja.


Indicó que pese a sus súplicas, le han negado el referimiento y que aseguró que luego de la intervención el cirujano no se ha presentado a ver el estado de Montilla Mateo.


Manifestó que de acuerdo a sus indagaciones, el doctor Casillas puso a los médicos residentes “a practicar con la esposa mía y por eso quedó mal”.


“Quiero que tomen carta en el asunto, pero lo primordial ahora es que me ayuden a sacar a esa mujer de ahí para que me le devuelvan la salud”, pidió Valverde.


Denunció además las malas condiciones en las que se encuentran las habitaciones de ese centro de salud, las cuales, algunas de ellas carecen de llaves por lo que los pacientes tienen que bañarse con una cubeta.