Pruebas


La fiscal del Distrito Nacional dijo ayer que tiene pruebas que vinculan a Arsenio Quevedo y a la supuesta red de sicariato que también forma parte el regidor de Pedro Brand, Erinson de los Santos Solís, a otros asesinatos e intentos de secuestros en las provincias Santo Domingo, Santiago y San Juan.Yeni Berenice Reynoso indicó que por estrategia procesal la fiscalía no ha presentado todas las pruebas que tiene contra el presidente de la Unión Nacional de Transportistas y Afines (Unatrafin), cuya red operaba en casi todas las regiones del país y sus miembros son en su mayoría policías activos.


“Ese proceso tiene demasiado pruebas contra Danilo Octavio Reynoso como contra Quevedo; mapificados en las escenas, con cheques de pagos con nóminas donde figuran los sicarios trabajando en Unatrafin. Es que hay una serie de pruebas que nada tiene que ver con la declaración de un coimputado, que al fin y al cabo no es determinante de un proceso”, refirió Berenice Reynoso.


Esto ante las acusaciones que hace Unatrafin así como los parientes del imputado, los cuales alegan que la fiscal sobornó a Danilo Octavio y lo torturó a los fines de que este declarara en contra del señalado como director de la red que alegadamente también se dedica al lavado de activos producto al tráfico del combustible subsidiado por el Estado.


“Es un caso muy, sumamente, complejo, no termina, nosotros lo hemos podido vincular a al menos cuatro asesinatos más ocurridos en la provincia Santo Domingo, un intento de secuestro ocurrido en la provincia de San Juan, un posible asesinato ocurrido en Santiago de los Caballeros”, expresó al ser entrevistada en el programa radial El equipo por CDN, sobre la complejidad del caso.


Explicó que a la esposa de Octavio Reynoso le ofrecieron incluirla en el programa de protección a testigos junto con sus hijos debido a que ella le manifestó a los fiscales que ha recibido amenazas y teme por su vida luego de las declaraciones que emitió su pareja respecto al caso.