Exgobernador


El exgobernador del Banco Central, Guillermo Caram, explicó que la inflación alimentaria en la República Dominicana está en un 19 por ciento, lo que significa que ha aumentado en un 50 por ciento de la que se promedia en el país.


Asimismo, Caram al ser entrevistado en el programa Detalle Semanal, que se transmiten por Teleradio América Canal 45, reveló que pese a los esfuerzos del gobierno por impulsar la economía en la República Dominicana se mantiene un déficit en la balanza comercial y en la balanza de pago.


“Las visitas sorpresas son una buena idea y son muy buenas para las personas visitadas pero no tuvo ninguna incidencia para la macro economía del país”, dijo.


El problema está en el método ya que no se logró que los campesinos pudieran sostener sus producciones y mucho menos tener impacto en la balanza comercial a través de las exportaciones debido a factores externos que de igual manera debió cuidar el gobierno que era el responsable del préstamo al final.


El economista dijo que es inminente una disciplina fiscal, con una redistribución o reestructuración del gasto así como una estructura de recaudación eficiente en el país.


“Esta medidas las debe tomar el país para evitar verse en el espejo de otros países como Argentina y Brasil, que manejados bajo un socio populismo que al final los llevó a no tener un debido control del gasto y no aplicar las medidas fiscales pertinentes y llegaron a un abismo económico después teniendo que aplicar medidas más severas”.


Es por eso que el exgobernador del Banco Central recomendó al país, cuidarse de que no sobre pasar la capacidad de endeudamiento, ya que aunque el país obtiene financiamientos con facilidad puede llegar un momento en que no se les otorguen prestamos no solo por la falta de liquidez sino por otros factores influyentes como la corrupción, la delincuencia, la falta de seguridad.


El tema de la política de gasto público se convierte en el nudo gordiano de la economía de la República Dominicana ya que aunque se logre el crecimiento impulsado por los préstamos internacionales lamentablemente el gasto público sin miramiento retrasa el verdadero crecimiento, adujo Caram.