Emision


Después de declararlos de urgencia , en dos sesiones consecutivas, los diputados convirtieron ayer en leyes dos proyectos enviados por el Poder Ejecutivo.


El primero es el que autoriza al Ministerio de Hacienda a emitir bonos por hasta RD$ 114, 500 millones, para financiar el Presupuesto General del Estado 2016 y el segundo es el proyecto de ley que modifica la Ley No.527-14, del 12 de noviembre del 2014, del Presupuesto General del Estado para el año 2015.


Previo a la presidenta en funciones de la Cámara de Diputados, Lucía Medina, de declarar la urgencia del proyecto de bonos, en medio de los debates, se produjo un incidente entre los diputados Juan Hubieres y Manuel Díaz, que terminó cuando el legislador Rebelde se quitó el saco y subió su camisa para demostrarle a su colega que no cargaba un arma de fuego, como éste lo acusó, sino un cepillo de pelo que acostumbra a llevar consigo para alisarse el crespo cabello y la barba.


La Ley de Bonos autoriza al Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Hacienda, a la emisión y colocación de valores de deuda pública fue aprobada luego que se rindiera un informe favorable por parte de la Comisión Bicameral que hiciera su estudio.


Después de conocer el informe, el vicepresidente de la comisión, Ramón Cabrera, solicitó que ésta fuera declarada de urgencia, encontrando respaldo en los demás diputados.


Ahí, iniciaron los debates a favor y en contra de la pieza legislativa.


El primero en intervenir fue el vocero del bloque de diputados del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Nelson Arroyo, quien dijo que los bonos es una forma de seguir endeudando al país.


Criticó que el proyecto no contuviera el porcentaje de la tasa de interés sobre la que se negociaría y que eso demuestra la falta de transparencia de las autoridades en el manejo de los recursos.


Le secundó el diputado Hubieres y Wellington Arnaud, mientras que Víctor Paredes y Carlos Gabriel, defendieron la iniciativa del Ejecutivo.


El diputado José Paliza, tenía el siguiente turno, pero no pudo hablar, pues justo en ese momento se produjo el incidente entre Hubieres y Díaz.


El Presupuesto contempla un déficit para el año próximo proyectado en 2.3 del Producto Interno Bruto (PIB), y se elaboró con una proyección de una la tasa de cambio de 47.21 de dólar por peso.


Finalmente fue convertido el Ley con el voto favorable de 125 diputados, de 149 que votaron.