151211124624-china-new-dinosaur-fossils-rendering-exlarge-169El triceratops, uno de los dinosaurios más ampliamente reconocibles que alguna vez vagó por nuestro planeta, tiene un nuevo primo. Conocido por su cabeza de tres cuernos y por su collarín huesudo y con volantes, el triceratop se asemeja de algún modo a los actuales rinocerontes.


Sin embargo, su nuevo pariente no solo es más antiguo —por unos 100 millones de años— sino que también se ve muy diferente. Descubierto en el desierto de Gobi, al noroeste de China, el hualianceratop “proporciona información importante sobre la evolución primitiva de los dinosaurios cornudos”, dice el paleontólogo Xu Xing, quien trabajó en el descubrimiento anunciado el miércoles.


La impresión artística del dinosaurio sugiere que tenía un pico, más que un cuerno. También era mucho más pequeño que los miembros posteriores del grupo… la familia ceratopsia. Sus restos descubiertos constan de una parte del cráneo, dos vértebras y una extremidad trasera. El hualianceratops fue nombrado así por sus superficies texturizadas y estriadas que se encontraron en su cráneo (“hualian” significa “cara ornamentada” en chino).


Los fósiles recientemente descubiertos, los cuales se remontan al final del período jurásico —hace unos 160 millones de años— provienen de la misma zona y época que el yinlong, anteriormente el primer precursor conocido de los dinosaurios cornudos.


Xu dijo que el esqueleto no estaba completo, pero que calcula que la especie recientemente descubierta habría tenido alrededor de 1,5 metros de largo.