Dominicano


Un jurado de la Corte Criminal de Manhattan declaró culpable de intento de asesinato al mecánico dominicano Carlos Díaz, quien en enero de 2013 roció con líquido inflamable a su esposa Cathy Zapata para quemarla con un soplete en plena calle del Alto Manhattan y la dejó desfigurada.


Díaz había sido cancelado de su trabajo en un taller de mecánica, días antes del ataque a la mujer, quien testificó en el juicio que él estaba celoso y reaccionó con violencia e intentó matarla.


El hecho ocurrió el 16 de enero de 2013 en la calle 207 del sector Inwood, después de que Díaz había ido a un taller cercano en busca del líquido.


Fue acusado de ocho cargos de los que fue declarado culpable y enfrenta hasta 25 años en la cárcel.


Durante el juicio, la señora Zapata indicó que el ataque que la dejó desfigurada permanentemente.


Díaz pidió a Zapata que lo acompañara al estacionamiento para recoger su yipeta. “Fue al vehículo y regresó con una mochila, tomó el líquido y la antorcha y me prendió fuego”, narró la dominicana.


Díaz abandonó la escena y se dirigió a un al taller de mecánica, rociándole el líquido inflamable a su exjefe, también, dijeron los fiscales.


Antes de que Díaz tomara el soplete y tratara de quemarlo, el exempleador, lo enfrentó y se enfrascaron en una lucha cuerpo a cuerpo.


Díaz será sentenciado el próximo 13 de enero.