Cuba


El gobierno de Costa Rica determinó que no dará más visas a los migrantes cubanos que han llegado a su país en tránsito hacia Estados Unidos. La decisión fue tomada tras la cumbre 46 del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) en la capital de El Salvador, que concluyó sin acuerdo.


El anuncio lo hizo el canciller costarricense Manuel González. La medida empieza a regir este sábado 19 de diciembre.


Además, la cancillería informó que Costa Rica suspende su participación en instancias políticas del SICA “ante la negativa de tres países (Belice, Guatemala y Nicaragua) a procurar una solución al tránsito masivo de cubanos migrantes”, dice un comunicado del gobierno. La decisión no aplica a organismos de tipo económico, comercial o técnico.


“Costa Rica insta a las personas cubanas migrantes irregulares a no intentar el ingreso a territorio costarricense, quienes se detengan en ese intento, serán deportados a Cuba, de inmediato”, dijo el presidente Luis Guillermo Solís.


Solís dijo que no devolverá “forzosamente” a los cubanos que ya están en el país y que su compromiso sigue siendo buscar una solución.


Costa Rica dijo que convocó a una reunión de equipos técnicos el 21 de diciembre “para avanzar en la búsqueda de una alternativa para estas personas”.


En la región se vive tensión por los miles cubanos que se encuentran en la frontera de Costa Rica con Nicaragua. El gobierno de Nicaragua se ha negado a permitir el paso de los migrantes y dice que no se presta legitimar políticas migratorias que califica como ilegales.


El ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social de Costa Rica, Carlos Alvarado, dijo a Conclusiones de CNN que se han otorgado unas 5.000 visas de tránsito hasta el momento.


Muchos de ellos viajaron de Cuba a Ecuador vía aérea para allí emprender el recorrido hacia Estados Unidos.