vino-arroz


Al menos 19 personas han muerto y otras 170 enfermaron durante el último mes en el noreste de Camboya a causa del consumo de vino de arroz que contenía un excesivo nivel de alcohol, informó hoy la prensa local.


Todos los casos se registraron en la provincia de Kratie, donde las autoridades locales decretaron una moratoria a la producción de esta popular y barata bebida, en muchos casos de fabricación casera o no regulada.


El portavoz del ministerio de Salud, Ly Sovan, dijo que las muestras tomadas del vino consumido por los afectados revelan que este contenía un nivel de hasta un 12 por ciento de metanol y llamó a la población a tirar las existencias que tengan en casa.


“Si no lo hacen esto puede ocurrir de nuevo porque el vino (en mal estado) ya ha sido distribuido en su comunidad”, dijo Sovan según el diario Cambodia Daily.


El metanol aparece en bebidas fermentadas en pequeñas cantidades que no suelen sobrepasar el 0,15 por ciento.


El hígado es incapaz de procesar grandes cantidades de metanol que se convierte en tóxico y provoca náuseas, vómitos y en algunos casos la muerte.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha instado en varias ocasiones al gobierno camboyano a regular la producción de vino de arroz, que cada año provoca varios casos de intoxicaciones.


Las autoridades investigan si este vino fue la causa de la muerte de cuatro personas en la misma zona del país que inicialmente se atribuyeron al consumo de carne de perro en mal estado.