Policia


Un cabo de la Policía Nacional y un presunto delincuente murieron anoche en Boca Chica al producirse un enfrentamiento luego de una persecución entre agentes de la uniformada y varios hombres que habrían robado un vehículo con un niño dentro en San Pedro de Macorís.


Los occisos son el cabo Fernando Martínez García y el presunto delincuente Robert Castillo, residente en Los Praditos, Distrito Nacional.


En tanto que el niño, hijo de un sargento mayor, fue rescatado sin daños físicos.


Por el hecho fue detenido el raso Miguel Ángel Guzmán Rodríguez, quien según confirmó la Policía era quien acompañaba al presunto ladrón ultimado.


La información preliminar fue ofrecida por el vocero de la Policía, general Máximo Báez Aybar en su cuenta de Twiter.