Helicoptero


Un helicóptero resultó con la parte trasera destruida luego que el piloto realizara un aterrizaje forzoso en el kilómetro 15, carretera Azua-Bani, debido a que la nave presentó problemas mecánicos.


La aeronave, propiedad de las Fuerzas Armadas Dominicanas, de ficha No. 355RH, era pilotada por el teniente coronel Francisco Jiménez Polanco, quien al momento del hecho estaba acompañado de dos personas civiles, cuya identidad aún se conoce.


En un comunicado de la Regional Oeste de la Policía Nacional con asiento en San Juan de la Maguana, su comandante general de brigada Aquino Radhamés Reynoso Robles, revela que luego que el piloto detectó la falla mecánica, maniobró para no caer al mar Caribe, y la estrelló en el pavimento.


Los ocupantes fueron rescatados por otro helicóptero, de ficha 1849, piloteado por un capitán del Ejercito de la República Dominicana, quienes resultaron ilesos.


Además de la parte trasera, el aparato resultó con parte de las hélices rotas. Después del accidente el tránsito vehicular estuvo interrumpido por algunos minutos, principalmente por la confusión que creó entre los conductores desconocían lo que estaba pasando en ese lugar.