Paris


El primer ministro francés, Manuel Valls, advirtió hoy de que la amenaza terrorista sigue siendo en Francia “particularmente importante”, un día después de que se conociera la detención de un hombre que planeaba atentar contra militares de la base de Tolón, en el sureste del país.


“Ante esta amenaza nos mantendremos particularmente implicados y no nos temblará nunca la mano”, indicó el jefe del Gobierno en declaraciones recogidas por la emisora “Europe 1”, donde dejó claro que los servicios de información trabajan “todos los días” para evitar toda acción que amenace el país.


El hombre, detenido el pasado 29 de octubre, según un comunicado del Ministerio del Interior, proyectaba “una acción violenta” contra militares de la Marina Nacional de Tolón, y estaba bajo vigilancia desde hacía un año por su radicalización y su apoyo público a las tesis yihadistas.


Ese individuo, de 25 años y nacionalidad francesa, había intentado en octubre y diciembre de 2014 ir a Siria y, según detalla el diario “Le Parisien”, estaba en contacto en ese país con un yihadista, también francés y de 21 años.


El joven, que fue encarcelado, había comprado ya un cuchillo de combate y un pasamontañas, y confesó durante su arresto que había encargado ese material para “pasar a la acción” contra los militares, aunque admitió que no tenía un plan “más preciso”.