131130234701-paul-walker-crash-tablet-largeEl padre del actor Paul Walker, quien murió cuando iba de copiloto en un Porsche Carrera GT, en un accidente ocurrido en 2013, ha demandado al fabricante de autos y ha dicho que el auto no era seguro. La demanda afirma que Porsche promocionaba al vehículo como un “auto de carreras autorizado para ser usado en la calle”.


Pero de hecho, el auto “carecía de las características de seguridad que están presentes en los autos de carreras bien diseñados o incluso en los autos de calle menos costosos de Porsche, características que podrían haber prevenido el accidente, o como mínimo, podrían haber permitido que Paul Walker sobreviviera al choque”, continúa la demanda.


El padre de Walker, Paul William Walker III, argumenta que el auto debería haber tenido un control de estabilidad electrónico, una característica común en muchos autos de hoy.


También afirma que el refuerzo de la puerta lateral estaba hecho de materiales más débiles que lo que está presente en los autos de mercado masivo como el Honda Civic. Según la demanda, el diseño del cinturón de seguridad atrapó a Walker después del choque, y afirma que él estuvo vivo hasta que el auto estalló en llamas 1 minuto y 20 segundos después del choque.


La demanda fue presentada en un tribunal superior de Los Ángeles.


Las afirmaciones son similares a las que fueron hechas en una demanda distinta presentada contra Porsche en nombre de la hija de Walker, quien es menor de edad y su única heredera. El padre de Walker ha presentado la demanda en nombre del patrimonio de Walker, del cual es el albacea.Walker, de 40 años, la estrella de las películas “Fast & The Furious”, murió cuando el Porsche en el que iba se chocó contra un poste de luz.


La demanda afirma que el auto, el cual era conducido por su amigo Roger Rodas, quien también murió, viajaba a una velocidad de entre 101 a 114 km/h cuando ocurrió el accidente.En un informe publicado en marzo de 2014, el departamento del alguacil del condado de Los Ángeles calculó que el auto iba a una velocidad de entre 128 y 149 km/h.


Los investigadores determinaron que la causa del accidente era que el auto viajaba a una velocidad que no era segura para la calle, la cual tiene un límite de velocidad de 72 km/h. Los investigadores del alguacil no encontraron ningún problema mecánico con el auto y señalaron que tenía un sistema de escape de mercado secundario que le permitía ir más rápido.


Porsche, parte de Volkswagen no respondió a una solicitud de comentarios sobre la más reciente demanda.En respuesta a la demanda presentada por la hija de Walker, Porsche presentó una moción en la que culpaba a Walker y a Rodas por sus muertes.


El fabricante de autos dijo que Walker era un “usuario conocedor y sofisticado” del auto y conocía de los peligros y riesgos de conducirlo. Porsche afirmó que el auto en sí había sido “abusado y alterado”, y que se le había dado un mantenimiento inadecuado luego de que fue vendido.