Papa


El papa Francisco condenó el domingo los ataques terroristas de París, al calificar de “blasfemia” que ciertas personas usen el nombre de Dios para justificar “la violencia y el odio.


El papa expresó su consternación por la “barbarie” de los ataques y dijo a los presentes en la plaza de San Pedro que todos “nos preguntamos ¿cómo puede llegar al corazón del hombre el concebir y llevar a cabo tales actos horribles”.


El papa agregó que “el camino de la violencia y el odio no resuelve los problemas de la humanidad. Y usar el nombre de Dios para justificar ese camino es una blasfemia”.


Francisco expresó sus más sentidas condolencias al pueblo francés y a su presidente, François Hollande.