Ebola


Un nuevo caso de ébola fue confirmado en Liberia, país que había sido declarado libre del virus, anunció este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).


El afectado es un niño de 10 años que enfermó el 14 de noviembre y fue hospitalizado en Monrovia tres días después, explicó el jefe de la unidad de la ONU encargada de la lucha contra el síndrome, Bruce Aylward.


A principios de septiembre, la OMS anunció el fin de la epidemia de ébola en Liberia, donde la epidemia dejó cerca de 4.000 muertos de un total de 10.600 casos.


“El niño no tiene un historial de contactos con ningún superviviente ni de haber asistido al funeral” de una víctima de ébola, indicó Aylward a periodistas.


El virus se transmite a través de fluidos corporales.


“A medida que avancemos, tendremos más claridad”, explicó el funcionario de la ONU, quien añadió que el sistema de respuesta de Liberia ha mejorado drásticamente desde que aparecieron los primeros casos en África occidental.


Dos hermanos del niño se sintieron mal en los últimos días, lo que hace temer que también puedan estar contaminados.


“Su padre y madre estuvieron problemas de salud en las últimas semanas, así que obviamente esa podría ser una de las líneas de transmisión”, añadió Aylward.


Según el último balance de la OMS, la epidemia que se inició en diciembre de 2013 ha dejado más de 11.300 muertos, principalmente en Guinea, Liberia y Sierra Leona, de un total de 29.000 casos.