Calcinado-Santiago


Murió calcinado mientras dormía, un niño de un año y un mes, al incendiarse su residencia en la calle 5 esquina 8 del sector La Unión de Cienfuegos.


El menor Yeremy Torres Pérez, hijo de Rufino Torres, de 46 años y Gloria Mercedes Pérez Mejía, de 21, falleció a causa de carbonización total, según certifico el medico forense.


El fuego lo originó una vela encendida que la madre dejó, tras ir al colmado a comprar otra, ya que en el sector no había energía eléctrica.


Cuando Gloria Mercedes regresó, encontró su casa ardiendo en llamas, junto al niño que fue dejado solo, cuyo cadáver fue entregado a sus familiares.