Objeto


Un misterioso objeto se dirige hacia una colisión con la Tierra este viernes, pero los científicos dicen que no hay nada que temer.


Los astrónomos que han visto al objeto moviéndose a través del espacio dicen que es muy ligero para ser una roca espacial. Creen que probablemente es una etapa final de un cohete, que finalmente vuelve a casa.


A un par de metros (unos 6,5 pies) de diámetro, se planteará poco peligro para nadie en la Tierra, dice la Agencia Espacial Europea.


De un par de metros de diámetro, representará poco peligro para cualquiera en la Tierra, según la Agencia Espacial Europea.


Las partes del objeto que no se quemen al entrar a la atmósfera caerán a unos 100 kilómetros al sureste de la costa de Sri Lanka, predice la agencia.


“Pero de todas formas será espectacular, luego de que por algunos segundos el objeto se volverá bastante brillante en el cielo diurno”, escribió en su sitio el Centro de Coordinación para Objetos Cercanos a la Tierra de la Agencia Espacial Europea.


Los observadores detectaron el objeto, etiquetado como WT1190F, el pasado 3 de octubre, dijo la ESA. Según la agencia, luego se dieron cuenta de que había sido visto antes, en 2013, por el Catalina Sky Survey de la Universidad de Arizona.


Ahora, los astrónomos están tasca el freno de observar el objeto, ya que se acerca y entra en la atmósfera.


La agencia cree que el objeto es probablemente parte de un cohete porque el análisis de sus movimientos sugieren que tiene una densidad de aproximadamente 10% de la del agua.


“Es demasiado baja para ser una roca espacial natural, pero es compatible con un cascarón vacío, como la parte usada de un cohete”, dijo la ESA.


Si resultan ser desechos espaciales, sería “una parte perdida de la historia espacial que ha llegado de nuevo a perseguirnos”, dijo Jonathan McDowell, astrofísico del Centro para Astrofísica Harvard-Smithsonian, en declaraciones a la revista científica Nature.


Esto nos remonta a la reentrada de la estación espacial Skylab, un evento que se volvió una sensación en los medios en 1979. Partes de la estación sobrevivieron a la reentrada y cayeron en Australia.


Ahora que los científicos saben que el WT1190F viene de regreso, han organizado una campaña global para observar la entrada y el impacto.


Los científicos han estado alarmados desde hace tiempo por la posibilidad de que un asteroide desconocido aparezca de la nada y se encuentre en colisión con la Tierra.


De hecho, el encuentro ocurre a solo unas semanas del descubrimiento de un nuevo asteroide, que viaja a 124.000 kilómetros por hora y que pasará el viernes y sábado a una distancia de 480.000 kilómetros de la Tierra.


Apodado como el asteroide de Halloween, la roca espacial es entre 15 y 30 veces más grande que el asteroide que explotó sobre una ciudad del sur de Rusia en 2013, acusando grandes daños y heridos.


Los astrónomos encontraron al asteroide de Halloween apenas a principios de octubre, y fueron tomados por completa sorpresa en el caso del que cayó en Rusia.


Con lo que respecta a este nuevo objeto, las inevitables teorías conspiradoras ya comienzan a ser difundidas con respecto a su nombre, cuyas letras “WTF” recuerdan a un acrónimo profano, y por la fecha de impacto, el viernes 13 de noviembre. Algunos de los que más sospechan entre nosotros creen que las agencias espaciales están ocultando el que exista vida extraterrestre y dicen que el objeto es en realidad una nave espacial, o algo inclusive más siniestro.


“Antes de que alguien comience a gritar, esto podría ser muy bien basura espacial, PERO la gran pregunta es: ¿lo sabremos?”, escribió el sitio UFO International Project. “¡A menos de que tengamos millones de libras en equipo de investigación submarina, es extremadamente improbable que vayamos a saber qué es este OVNI llamado WTF en realidad!”.