Vigilante


Un vigilante fue ultimado a golpes en una estación de combustible con la intención despojarlo de su escopeta.


La víctima identificada como Juan Pablo Alcántara, de 43 años, quien fue atado de pies y manos y golpeado la cabeza con un block.


Alcántara residía en el barrio Mella I, del sector Cienfuegos y llevaba tres años laborando en la envasadora, ubicada en la parada siete.


Con este caso suman dos los vigilantes asesinados en lo que va de semana para despojarlos de sus armas.