Marruecos


Las autoridades marroquíes han reforzado los controles de seguridad en las fronteras aéreas y terrestres del país como medida preventiva contra amenazas terroristas tras los últimos atentados en París, Beirut y Bamako.


Según informó hoy a Efe una fuente de seguridad, se dieron instrucciones para reforzar la vigilancia en todos los aeropuertos del país y en otros pasos fronterizos, así como intensificar el control de las personas y de mercancías.


“Hay tolerancia cero en los controles”, explicó la fuente la cual añadió que la consolidación de estas medidas de seguridad entran el contexto internacional marcado por los recientes atentados en Beirut, París y Bamako.


El diario marroquí “Al Masae” informó hoy de que se ha observado recientemente un aumento en el número de los agentes de diferentes cuerpos policiales en los aeropuertos de Casablanca y Marrakech que intensificaron el control de la identidad de los pasajeros.


El pasado 12 de noviembre, más de 40 personas perdieron la vida y otras 329 resultaron heridas en un doble ataque suicida en el sur de Beirut.


Un día después, al menos 129 personas murieron y más de 300 resultaron heridas en una serie de atentados perpetrados por el grupo terrorista Estado Islámico en París.


Y el pasado viernes, un grupo de yihadistas atacaron un hotel en la capital de Mali, Bamako, y causaron al menos 21 muertos, entre ellos dos terroristas.