151108121408_eeuu_subasta_matriculas_coche_asesinato_john_f_kennedy_jfk_624x351_apLas placas de la limusina en la que iba el presidente estadounidense John F. Kennedy cuando fue asesinado, hace 52 años, se vendieron por US$100.000 en una subasta este sábado.


Tras el asesinato, ocurrido en Dallas, en el estado de Texas, el 22 de noviembre de 1963, el coche fue sometido a una revisión. Y en ese proceso descartaron su matrícula, GG-300. Pero el dueño de la empresa que se encargó del mantenimiento de la limusina dedió quedarse con las placas como recuerdo. Y después se las dejó en herencia a su hija, Jane Walker, quien las guardó en un armario de la cocina.


“Era consciente de su importancia”, aseguró Walker a la prensa cuando la casa Heritage, con sede en Dallas y oficinas en Los Ángeles y Nueva York, las sacó a subasta junto a otros objetos relacionados con el presidente número 35 de Estados Unidos.


“De vez en cuando las sacaba y se las enseñaba a los amigos”, dijo.
La casa de subastas informó que las matriculas fueron adquiridas por un “coleccionista de Kennedy de alto perfil” que prefiere mantenerse en el anonimato. “Son las placas de la limusina de Kennedy”, remarcó el director de Heritage, Don Ackerman.


Fuente: BBC