Condena


Alsu Ivanchenko, una mujer de 35 años de Nueva York, Estados Unidos, corrió a la clínica veterinaria para que atendiesen a Copo de Nieve, su adorable perrita Shih Tzu de 3 meses de vida, que estaba herida de una pata. En el lugar, descubrieron que se trataba de una fractura y cuando le entregaron un presupuesto para la operación, la mujer decidió que era excesivo, que no lo pagaría, y por lo tanto tomó al cachorro y se fue indignada.


Tras un episodio por el estilo, se esperaría de cualquier persona que buscara otra alternativa para ayudar a su mascota. Sin embargo, lo que hizo esta mujer, fue extremadamente cruel y perverso.


Ella metió a Copo de Nieve en una bolsa de plástico y la arrojó desde la ventana de su automóvil como si se tratara de basura. ¿Lo peor? Tras este horrible acto, fue a una tienda de mascotas y compró a su reemplazo.


Por suerte, personas de buen corazón pasaron por el lugar y encontraron a la perrita. Estaba toda ensangrentada, el golpe le había provocado dos fracturas de cráneo y trauma cerebral, sin dejar de mencionar la patita rota. La llevaron a urgencias y eran tan grave su situación, que un veterinario neurológico recomendó en primera instancia que la sacrificaran.


De eso ya ha pasado un año. Copo de Nieve se salvó gracias a todo el amor y cuidados que recibió en South Shore Animal Hospital, Special Needs Animal Rescue and Rehabilitation y ASPCA. Tardó 7 meses en recuperarse del todo, y hoy, tengo el agrado de informarles que está en una familia que la adora y la hará feliz.


Con respecto a su ex dueña. Fue condenada a 1 año de cárcel y se le ordenó pagar $21,795 dólares en restitución a la ASPCA. No podrá ser dueña de un animal de compañía durante 15 años y debe registrarse como maltratadora de animales durante los próximos 5. Lo más lamentable, ella no parecía arrepentida de su acto durante la sesión en la Corte de Justicia. Simplemente negó con la cabeza cuando se le preguntó si tenía algo que decir antes de ser condenada.