Marihuana


A partir del 2017, los graduados de la escuela secundaria en un condado de Colorado podrán recurrir a una beca universitaria financiada por impuestos a la marihuana.


El pasado martes, el 60% de los votantes en el condado de Pueblo aprobó una medida que implementará paulatinamente un aumento de impuestos — 5%, en 2020— a los productores de marihuana para financiar becas universitarias y otros proyectos comunitarios.


Se espera que el condado recaude 3,5 millones de dólares con este aumento de impuestos, y al menos la mitad de los ingresos estará destinado a financiar becas para los graduados de secundaria en Pueblo, para que puedan asistir a las universidades locales.


Dependiendo de los ingresos, se espera ampliar el programa en los próximos años.


“El objetivo del programa de becas es hacer que la educación superior sea una realidad para las familias que no pueden permitirse el lujo de enviar a sus hijos a la escuela debido a deudas”, dijo Paris Carmichael, un portavoz del condado de Pueblo.


De acuerdo con Carmichael, este tipo de becas, financiadas por un impuesto a la marihuana, parece ser el primero de su clase.


El reto para el condado será “que tan bien Pueblo pueda manejar el hecho de educar a los menores para que se mantengan alejados de la marihuana recreativa y fomentar el crecimiento y desarrollo de esa industria [al mismo tiempo]”, dijo Tyler Henson, el presidente de la Cámara de Comercio de Cannabis de Colorado.


El dinero que no sea utilizado por el programa de becas de la universidad será destinado a una larga lista de proyectos comunitarios que incluyen el mejoramiento de un parque infantil, en una escuela primaria, financiación de un estudio sobre la ampliación de una ruta de Amtrak al condado y sustitución de los carros de golf en un campo de golf local.