cadaver-pies


Un hombre de 27 años murió ayer tras tomarse siete botellas de ron sin parar.


Se trata del joven Wellington Ramírez, de 27 años, quien residía en la comunidad de La Jagua Jarabacoa, según versiones su deceso sé debió a la ingesta de alcohol en exceso.


Según reportes médicos este fue recibido ya sin vida a las 10:00 de la noche de ayer sábado en la emergencia del Hospital Octavia Gautier de Vidal de este municipio.


Sus familias narran que Ramírez fue llevado a casa en estado de embriaguez con un simple mareo, minutos después se dieron cuenta de que este ya estaba sin vida.


Su cuerpo será enviado a patología forense en Santiago para agotar los procedimientos de lugar.