Pulidora-Muerto


Un hombre murió mientras recibía atenciones en un centro de salud privado de Castillo, en San Francisco de Macorís, tras quedarle incrustada en su cuerpo una herramienta con la que trabajaba.


Héctor Luis Taveras, de 23 años, residente en el municipio Castillo, murió a consecuencia de presentar herida punzo penetrante en hemitorax derecho, según diagnóstico del Centro Médico Dr. Ovalle.


El informe policial indica que la esposa del fenecido, Joana María Martínez Céspedes, manifestó que Taveras se encontraba cortando unos tornillos de una camioneta con una pulidora y que dicha pulidora se rompió y se le clavo un pedazo del disco de la misma en el pecho.


El cuerpo de la víctima les fue entregado a sus familiares, ya que no era necesario el proceso de autopsia.