IMAGEN-16437560-2En 1983 Microsoft anunció que tenía un nuevo proyecto en desarrollo, conocido de forma interna como Interface Manager.


Su desarrolló demandó un trabajo de dos años, y algunos consideraron que se trataba de un vaporware, una denominación utilizada para aquellos productos que no existen, a pesar de las promesas de sus creadores.


Sin embargo, el 20 de noviembre de 1985 la compañía presentó Windows 1.0, el nombre que finalmente adoptó Microsoft para el sistema operativo que se convertiría en la plataforma dominante para la industria de las computadoras personales.


Tras su anuncio, Bill Gates dijo que era una pieza única de software para el verdadero usuario de una PC. Con él nació también la polémica, de la mano del sistema operativo basado en gráficos de Apple (con la Lisa, en 1983, y la Macintosh, en 1984), ambos basados en el trabajo de Bob Engelbart (el inventor del mouse) y su equipo en el Xerox Parc en la década anterior.


En su primera edición, Windows contaba con un administrador de archivos, la aplicación de dibujo Paint, el procesador de textos Windows Writer, el editor Notepad y la calculadora, entre otras funciones creadas para el trabajo administrativo.


El sistema operativo requería que una computadora tuviera al menos 256 kilobytes de memoria, dos unidades de disco flexible o un disco rígido (en caso de utilizar el DOS 3.0) y una placa gráfica.


A fines de 1987 Microsoft presentó su sucesor, Windows 2.0, diseñado para ser utilizado en equipos con el procesador Intel 286. Después de este lanzamiento, la compañía comenzó a posicionarse como el principal proveedor de software dentro del segmento de las computadoras personales.


Entre 1990 y 1992 salieron al mercado las versiones Windows 3.0 y Windows 3.1, que se convirtieron en un éxito de ventas con 10 millones de copias vendidas en sus primeros dos años. Su principal impulso estuvo de la mano de los programadores, que comenzaron a utilizar un renovado kit para desarrolladores.


También es conocido por ser las versiones que incorporaron por primera vez los juegos Solitario, Buscaminas y Corazones.


En la mitad de la década del 90 comenzó la era de las versiones identificadas por su año de lanzamiento. Primero le tocó a Windows 95, que tuvo un récord de 5 millones de copias vendidas en las primeras cinco semanas.


Contaba con mejoras en la conectividad a Internet e incorporó la modalidad plug and play para facilitar la instalación de software y hardware. Es la versión que marcó el ingreso de varios de los elementos dominantes de las futuras ediciones: el menú inicio, la barra de herramientas y los botones para minimizar, maximizar y cerrar ventanas.


Fuente: El Tiempo