151125193259-nasa-space-anomaly-comets-exlarge-169Una anomalía en el espacio profundo que ha estado en el centro de la especulación y observación durante semanas por posible vida extraterrestre podría haber sido resuelta.


Un equipo de investigación de la Universidad Estatal de Iowa analizó los datos del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y halló que los extraños cambios de luz, sobre los cuales inicialmente se teorizó que eran posibles estructuras, son probablemente “un enjambre de cometas”.


El sistema, KIC 8462852, ha estado bajo escrutinio desde que la inusual fluctuación de luz fue descubierta por usuarios del sitio web de crowdsourcing de astronomía Planet Hunters. El grupo usa información pública reunida por el telescopio Kepler de la NASA, que es usado para encontrar planetas similares a la Tierra al buscar el oscurecimiento periódico de estrellas, lo que podría sugerir que un planeta pasa frente al astro. Pero la NASA dice que el telescopio Kepler solo vio la estrella en “luz visible”, y en este caso, buscaron luz infrarroja.


“Es posible que una familia de cometas viaje en una órbita muy grande y excéntrica alrededor de la estrella”, dijo la NASA en un comunicado. “En la cabeza del grupo (de cometas) estaría un cometa muy grande, que habría bloqueado la luz de la estrella”.


El profesor Massimo Marengo de Iowa lideró el estudio y dijo que se necesitan más observaciones para confirmar la conclusión de su estudio. “Es una estrella muy extraña”, dijo Marengo. “Puede que aún no sepamos qué pasa alrededor de esta estrella. Pero eso es lo que la hace tan interesante”.


El Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI por sus siglas en inglés) ha estado monitoreando la estrella desde octubre. Situada a 1.500 años luz entre las constelaciones Cygnus y Lyra constellations, la luz de la estrella ocasionalmente ha disminuido 20%. El Instituto SETI empezó a investigar después de que el equipo del Kepler confirmó información de un patrón atípico de luz en esa región.


Fuente: CNN