Cafe


La revista Appetite publicó un estudio donde afirma que las personas que prefieren el café negro (sin azúcar ni endulzantes) podrían tener tendencias psicopáticas. Para llegar a esta conclusión un tanto aterradora, los investigadores de la Universidad de Innsbruck en Austria encuestaron a 500 hombres y mujeres.


A los entrevistados se les mostró una lista de alimentos y bebidas como dulces, café y limones, y se les pidió que calificaran en una escala de seis puntos. Después los participantes completaron cuestionarios de personalidad que medían los niveles de agresión, rasgos de personalidad como maquiavelismo, la psicopatía y el narcisismo y tendencias sádicas.


Los resultados del estudio dirigido por la profesora Christina Sagioglou, de la Universidad de Innsbruck (Austria), arrojaron lo siguiente:


“Las preferencias por el sabor amargo apuntan a un tipo de consumidor maquiavélico, con tendencia a la psicopatía, el narcisismo y el sadismo”.


También se afirmó que las personas que prefieren los sabores amargos son más propensas a ser hipócritas, vanidosas, egoístas y sienten placer por el dolor de otros.


Una descripción que no suena nada de bien. Pero es importante aclarar que nuestras preferencias en cuanto a los sabores están muy influenciadas por nuestra cultura o experiencias anteriores. Los investigadores del estudio también comentan que descubrieron que habían opiniones muy subjetivas en cuanto a los alimentos que los participantes definían como amargos.


Además, el informe no llegó a ninguna conclusión clara en cuanto a la causa de la correlación entre entre “tendencias psicopáticas” y disfrutar de los sabores amargos.


Tendremos que esperar a que se publique otro estudio que aclare esta teoría porque ésta no es muy convincente ni determinante.