Gobierno


El Premio Pulitzer dominicano Junot Díaz, a quien el consulado en esta ciudad retiró la Medalla al Mérito Ciudadano por sus críticas a la política migratoria respecto a los haitianos, advirtió que el gobierno de la República Dominicana no lo va a callar.


Por su parte, el cónsul General de República Dominicana Eduardo Selman reiteró su posición de calificar al autor como “anti dominicano”.


Díaz respondió así al anuncio hecho hace unos días por Selman de retirarle el reconocimiento, aclarando que “simplemente, le retiramos algo que él rechazó, porque nunca vino a buscar la medalla”.


“Hacen falta voces”


El ganador del premio Pulitzer 2008, precisó que sus pronunciamientos no son contra el pueblo dominicano, “pero el gobierno no me va a callar, y necesitamos voces que defiendan la equidad, el respeto a los derechos humanos y la justicia social, y para eso, tengo coj…”.


Díaz agregó que “yo no soy gran cosa, soy un escritor chiquitito”, añadiendo que “a mí, no me van a callar porque me hayan dado un premio. Yo he durado muchos años aquí en este país, donde cuando la gente te quiere callar, te dan un fuetazo”.


Dijo que “si yo he sobrevivido a eso, puedo sobrevivir a lo otro”.


El escritor, quien llegó niño a Estados Unidos y creció en Paterson (New Jersey), sostuvo que “uno tiene que ponerse los coj… bien puestos, porque sin nuestras voces, la democracia no será posible, la justicia no será posible”.


Selman recalca que por el pronunciamiento de Díaz de comparar a la República Dominicana con el Estado nazi de Hitler, merece el calificativo de “antidominicano”, por lo que se decidió despojarlo de la medalla.


Pero el cónsul recordó que el escritor nunca se presentó a recibir la presea, no envió una carta justificando su ausencia, ni tampoco la recogió en la sede consular.