Entierro


Con un ataúd a cuesta y bajo la consigna “se nos muere se nos va, en el hospital no hay nada”, el sindicato de enfermería inició un paro por tiempo indefinido en el hospital regional José María Cabral y Báez de aquí.


Los manifestantes simulando un entierro demandando la intervención de ese centro de salud.


Ramón Rodríguez consideró preocupante que el Cabral y Báez siquiera cuente con los medicamentos esenciales.


En tanto, que Silvano Geraldino criticó las condiciones en que las enfermeras y médicos deben ofrecer los servicios de salud prácticamente entre escombros.