BBnbDHsPaul Walker falleció tras sufrir un accidente automovilístico en 2013. Después de la tragedia, su hija Meadow Walker interpuso una demanda contra Porsche por un supuesto fallo en los sistemas de seguridad que causó que el actor no pudiera sobrevivir al siniestro.


La empresa de automóviles se defiende y ha lanzado una declaración: “Paul Walker fue el responsable de su propia muerte“. Según informa la revista People, la marca alemana añadió: “él asumió el peligro y los riesgos que implica conducir el vehículo”.


Mientras tanto, la hija del actor y sus abogados defienden la idea de que el auto había presentado problemas en su sistema de estabilidad y que no fueron atendidos. Asimismo, reportó fallas en los cinturones de seguridad y una diferencia entre la velocidad final del choque según los abogados de Paul Walker (101 a 114 km/h.) y el informe presentado (151 km).


Fuente: MSN Noticias.