Ataque


Un ciudadano argelino de 39 años que días antes de los atentados del viernes en París comentó en un albergue de refugiados que algo iba a ocurrir en la capital gala ha sido detenido en el estado federado alemán de Renania del Norte-Westfalia, informaron hoy las autoridades.


Según explicó el ministro de Interior regional, Ralf Jäger, se investiga si el hombre puede ser un cómplice o haber tenido información de los ataques, en los que murieron 129 personas.


La detención tuvo lugar el sábado en la localidad de Arnsberg.


El fiscal Werner Wolff señaló que se está comprobando si se puede dar algún tipo de credibilidad a las palabras pronunciadas por este hombre, que supuestamente habló de una bomba y dijo de que París iba a pasar miedo.


La detención se realizó después de que varios compañeros sirios del albergue de refugiados que escucharon sus palabras dieran parte a la dirección del centro y a la policía de lo ocurrido.


Según informaciones de la cadena regional WDR, el detenido reconoció que había hablado de París, pero aseguró que cuando lo hizo no sabía nada de los atentados; no obstante, amenazó con que, si ingresaba en prisión, también pasaría algo en Arnsberg.


El ministro de Interior subrayó que, por el momento, no hay ningún indicio concreto que permita establecer una relación entre los terroristas de París y el estado federado o que apunten a que se estén planificando atentados en Alemania.