Fotografo-Disparos


El fotógrafo Otto Viloria se encuentra en estado grave como consecuencia de cuatro disparos que recibió ayer por dos delincuentes que lo despojaron de una mochila con artículos tecnológicos personales en el momento en que salía de su residencia, en la Zona Universitaria, rumbo a su trabajo, junto a su madre.


Viloria fue atacado a tiros cuando salía de la vivienda junto a su progenitora, la profesora universitaria Gladys Martínez, quien se dirigía a la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, donde labora desde hace varios años.


El presidente de la Asociación de Fotógrafos, Nelson Sosa, informó que Viloria está en situación de salud reservada y que en la mañana de este viernes era sometido a una intervención quirúrgica en el Centro Médico UCE.


Sosa dice que Martínez explicó que el asalto del que fueron objeto ocurrió ayer, alrededor de las 8 de la mañana, por dos individuos armados en una motocicleta que la emprendieron a tiros hiriendo a su vástago con dos disparos en el pecho, uno en el hombro y un cuarto en el glúteo.


“Otto es solo un muchacho grande y esos delincuentes para robarle la mochila que contenía una cámara y una laptop, que robaron, casi me matan a mi hijo y a mí me arrastraron”, dijo la madre del fotógrafo herido, según una comunicación enviada por Sosa a Diario Libre.


El presidente de la Asociación de Fotógrafos hizo un llamado a la Policía Nacional para que investigue el hecho y se aprese a los autores, de los cuales se dice que son conocidos por los lugareños.


“La Policía tiene en sus manos un gran reto y nosotros no desmayaremos hasta no ver tras las rejas a ese par de antisociales, asesinos, que pretenden mantener en zozobra a la sociedad junto a los delincuentes que han destruido la paz ciudadana”, señaló Sosa.