Asaltos


En los Barrios 27 de Febrero, Villas Agrícolas y ensanche Espaillat, de la zona norte de la capital, y Los Alamos en Santo Domingo Oeste, los atracos no tienen hora y llenan de temor a sus moradores.


Los robos y atracos han obligado a sus residentes a desconfiar de cualquiera que camine a su lado, pues cuentan que muchos han sido víctimas de individuos que no se trasladan en vehículos de motor o motocicletas como la mayoría, sino a pie portando armas blancas.


En un recorrido realizado por el equipo del LISTÍN DIARIO, en ninguno de los sectores se observaron agentes policiales, quienes solo en ocasiones son vistos por los residentes.


“De vez en cuando uno ve patrullas de la Policía Nacional, pero cuando hay atracos no se ven”, expresó un residente en el 27 de Febrero que declinó identificarse. En Villas Agrícolas son frecuentes los asaltos a punta de pistolas para despojar a los residentes de sus celulares y otras pertenencias. También en horas de la noche, bancas de apuestas han sido asaltadas. En cuanto al sector Los Alamos, sus residen tes dicen no saber qué hacer, y llaman a la Policía Nacional a que tome cartas en el asunto.


“Aquí nadie puede salir a las siete de la noche de su casa, porque te atracan”.


Por temor a represalias los moradores prefieren no revelar sus nombres.


Además de la delincuencia, otra problemática que afecta a los barrios de la zona norte de la capital son los largos apagones, que su vecinos afirman los tienen en “zozobra”, así como la venta y consumo de drogas.


Los moradores indican que los apagones de hasta 18 horas facilitan los robos y atracos.