Estudiante


Una mujer y su hijo fueron apresados ayer acusados de matar de tres puñaladas al estudiante de arquitectura, Sandro Berroa, de 26 años, en el sector La Puya de Arroyo Hondo de la capital.


Los acusados fueron identificados por los familiares como Mariluz Valdez y Jorge Yan Carlos Valdez, de 29 años de edad, quienes se encontraban detenidos en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva donde hoy en la mañana se les conocerá medida de coerción.


Ana Julia Gómez, madre del occiso, afirmó que la hija de Berroa de tan solo cuatro años presenció todo el hecho.


“Esa mujer y su hijo son dos delincuentes conocidos en el barrio, ella es una tecata y él es un asesino que estuvo preso tiempo atrás por haber matado a otra persona. Esas dos lacras mataron a mi hijo delante de mi nieta, ella vio como esas dos ratas mataron a su padre”, expresó Gómez con lágrimas en sus ojos a tan solo horas de haber sepultado ayer bajo la lluvia a su retoño en el Cementerio de Cristo Rey.


La madre de la víctima contó que ella fue la primera que le dijo a Mariluz Valdez que se fuera de la puerta de su casa mientras vociferaba improperios. Al ella no irse, Sandro Berroa le exigió que se marchara.


“Yo le dije a Sandro que no le haga caso a esa señora, en ese momento él me hizo caso y no salió, sin embargo, cuando me fui a servir la comida, él se dejó provocar por ella y cuando salió ella y su hijo lo apuñalearon sin compasión”, aseveró Gómez.


Añadió que al joven no solo le encestaron puñaladas, sino también le propinaron una pedrada en la cabeza.


Mientras que el padre del fallecido, Santos Berroa Montaño, hizo un llamado a las autoridades para que se les aplique todo el peso de la ley a los acusados de asesinar a su hijo.


“Mi hijo era un hombre de bien en la sociedad y no le hacía daño a nadie. Trabajaba para sustentar a su familia y nunca detuvo sus estudios, siempre decía que queria salir adelante para dar lo mejor de él a su familia”, manifestó.


Sandro Berroa dejó una hija de cuatro años y una esposa embarazada. Estudiaba Arquitectura en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y laboraba en la empresa de telecomunicaciones Claro. Sus familiares revelaron que Berroa se hubiera graduado de Arquitectura en febrero del próximo año.


“Ese muchacho solo se enfocaba en sus estudios, no es justo que dos antisociales le arrebataran la vida de esa manera, y más delante de su niña”, declaró Mary García, tía del fenecido.