afp14400606Miles de turistas quedaron varados en tres islas de Indonesia por ceniza arrojada por el volcán Rinjani, que forzó el cierre de aeropuertos y cubrió de blanco pueblos y campos de cultivo. El monte Rinjani, en la isla Lombok, lanzó cenizas y restos a 3.500 metros (11.480 pies) de altura el miércoles, dijo Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres.


La erupción cerró las operaciones de los aeropuertos de Ngurah Rai en Bali, a unos 135 kilómetros (84 millas) de Lombok, y de Selaparang, en Mataram, la capital de la provincia Nusatenggara Occidental, en la misma isla de Lombok.


La tarde del miércoles, el aeropuerto Blimbingsari en Banyuwangi en la punta este de la isla de Java también cerró, informó el Ministerio de Transporte. Un total de 692 vuelos internacionales y nacionales fueron cancelados o retrasados entre el martes y jueves, agregó el ministerio. Se informó a las aerolíneas que eviten ruten próximas a la montaña y la decisión sobre la reapertura de los aeropuertos se tomará a primera hora del jueves, dijo el portavoz del ministerio, Julius Barata.


En el aeropuerto de Bali, muchos turistas se quejaron por la falta de información sobre los retrasos en sus vuelos y varios dormían en los bancos dentro de las terminales. Campos y árboles cercanos al volcán de 3.726 metros de altitud (12.224 pies) quedaron cubiertos por una gruesa capa de ceniza gris, pero los pueblos y ciudades cercanos no estaban en peligro, agregó Nugroho.


Rinjani es uno de los 130 volcanes activos en Indonesia. El archipiélago es propenso a sufrir erupciones volcánicas y terremotos por su localización en el “Anillo de Fuego” del Pacífico.


Fuente: El Universal