Ya es oficial. El actor Brian Austin Green ha pedido a su exmujer Megan Fox -madre de sus hijos Noah (2) y Bodhi (19 meses)- que continúe prestándole apoyo financiero, según se lee en los documentos presentados ante el juzgado y obtenidos por TMZ.


Brian no ha podido trabajar últimamente debido al vértigo que padece, que afecta a su equilibrio, y que desarrolló a consecuencia de un choque en el que se vio envuelta la pareja el pasado diciembre.


La ruptura de la pareja se achacó a que Megan se sintió “desbordada” por las expectaciones que su marido había puesto en ella.


Brian Austin Green dispara primero en su divorcio de Megan Fox“La ruptura de Megan y Brian es una clásica historia de Hollywood de dos personas en diferentes fases de su vida y su carrera. Megan es joven y muy buscada para trabajar, y ella quiere seguir progresando.


Pero Brian quiere que pase con él más tiempo del que ella puede ahora dedicarle. Se ha sentido desbordada con los niños y las expectaciones de su marido, y estaban afectando a sus responsabilidades profesionales. Tenían muchas discusiones por el tiempo que ella pasaba en casa, lo que desembocó en problemas”, contaba el mes pasado a People una persona cercana a la actriz.


Megan pidió el divorcio en agosto citando “diferencias irreconciliables”, y busca ahora la custodia compartida de sus dos hijos.


Pese a todo, la ruptura se habría producido de manera “amistosa”.