FarcLas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron hoy en La Habana un alto el fuego unilateral de un mes a partir del próximo 20 de julio.


La guerrilla colombiana adoptó esa decisión en respuesta al llamamiento de los países garantes (Cuba y Noruega) y acompañantes (Venezuela y Chile) del proceso de paz para rebajar la intensidad del conflicto, según indican las FARC en una declaración leída ante los medios por su número dos y jefe negociador, “Iván Márquez” (alias de Luciano Marín Arango).


“Anunciamos nuestra disposición de ordenar un cese al fuego unilateral a partir del 20 de julio, por un mes. Buscamos con ello generar condiciones favorables para avanzar con la contraparte en la concreción del alto el fuego bilateral y definitivo”, señalan las FARC.


En el comunicado, fechado en La Habana como sede de los diálogos de paz y firmado por el Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC, la guerrilla saluda el llamamiento que hicieron ayer en Cuba los Gobiernos garantes y acompañantes de los diálogos de paz, que instaron a las partes a un “desescalamiento urgente” del conflicto y a adoptar medidas para la construcción de confianza.


“Vinimos a Cuba a alcanzar un acuerdo de paz, a poner fin a una guerra que sobrepasa el medio siglo. Nada puede complacernos más que acabar definitivamente con la confrontación, la violencia, la generación de nuevas víctimas y el sufrimiento del pueblo colombiano a consecuencia del conflicto”, asegura el grupo insurgente.


Las FARC solicitaron también “los buenos oficios” del Frente Amplio por la Paz, las iglesias colombianas y el movimiento constituyente por la paz para que actúen con veedores de la tregua unilateral de la guerrilla.


Además de leer ese comunicado en La Habana, las FARC hicieron también público el anuncio de la tregua a través de su cuenta de Twitter con el mensaje: “Última hora @FARC_EPaz decreta cese al fuego unilateral a partir del 20 de julio de 2015, extendido por un mes. #CeseAlFuegoBilateralYa”.


El pasado 20 de diciembre las FARC iniciaron un alto el fuego unilateral e indefinido que favoreció una reducción de la intensidad del conflicto armado, en respuesta, el presidente Juan Manuel Santos ordenó que se suspendieran los bombardeos contra los campamentos guerrilleros el pasado mes de marzo.


Sin embargo, el presidente revocó esa orden el 15 de abril tras un ataque de las FARC contra un pelotón de militares en el municipio de Buenos Aires, departamento del Cauca (suroeste) y, posteriormente, esa guerrilla suspendió definitivamente su tregua, hasta el anuncio de hoy.